domingo, 22 de marzo de 2009

PREVENCIÓN COMUNITARIA
Introducción
Antes de exponer el presente proyecto, que tiene por finalidad generar en los ciudadanos no solo un estado de cierta tranquilidad, sino que requiere de la certeza de que no será víctima de hechos ilícitos o conductas desviadas antisociales en su contra. Por ello, seguidamente se hará un abordaje previo de qué hablamos cuando nos referimos a la PREVENCIÓN COMUNITARIA.
Cuando hablamos de Prevención Comunitaria, estamos hablando de un modelo concreto de seguridad, la que tiene en cuenta al ciudadano en la formulación y verificación de políticas de seguridad.
Los orígenes del termino "seguridad comunitaria" lo encontramos en el modelo inglés de policía (o policía comunitaria), y el modelo francés, o continental (o policía del princeps). Para lo primero, la actividad de la policía sería una consecuencia de las demandas sociales, de forma que había una clase de policia de la comunidad con un mínimo uso de la fuerza. Por el contrario, la policía continental, la policía del princeps o policía napoleónico, estaba ligado al proceso de construcción de un Estado contemporáneo y, por lo tanto, de defensa del mismo ante los procesos involucionarios o revolucionarios que ha padecido.
El Modelo de Prevención Comunitaria aparece y se extiende rápidamente en Estados Unidos, Canadá y Europa a partir de la década de los ochenta, e irrumpe en América Latina en los años 90, acompañando algunos procesos de reforma policial en la región.
En realidad, tenemos que admitir que no se trata de un nuevo modelo sino de la recuperación del modelo elaborado por Sir Rober Peel, hace más de 150 años y aplicado a la policía metropolitana de Londres, inspirandose también en el modelo de la policía de Japón, conocida como "Koban".
Las investigaciones y experiencias realizadas por especialistas en la problemáticas de sistemas de seguridad, nos indican que hoy es imperativo aproximarse al nuevo paradigma de la función policial, ya que por su misión estatal es la institución que más comprometida se halla con tales problemas. El conflicto social, es como se sabe de orden multicausal, pero la comunidad siempre pone su mirada sobre la policía, como parte componente del Estado, que debe hacer algo para buscar soluciones a estos conflictos o fenómenos que se están generando dentro de la comunidad.
Por ello, cuanto antes, debemos aunar los esfuerzos, para que la comunidad toda trabajemos en pos de la búsqueda del bienestar general, de tal suerte de que podamos sentir y disfrutar de cierta seguridad cuando dejamos nuestras casas, salimos a la calle, mandamos a nuestros hijos a la escuela, al club, o al boliche, etc.
Por eso creemos que todo programa de Prevención Comunitaria debe apuntar a generar inclusión y participación de todos los ciudadanos a través de actividades que tiendan a la búsqueda de una concertación y consenso en materia de seguridad general. Sabemos que la tarea va a ser lenta, progresiva y árdua, en razón del hecho que por primera vez, el ciudadano común va a tener canales de participación y ser consultado respecto de qué tipo de seguridad requiere en la comunidad; es decir, de qué manera se puede sentir más seguro en su vivienda, en su escuela, en su barrio, en suma en su ciudad. Todo ello dependerá de las instancias que se utilicen, ara el acercamiento o contacto con la gente que siempre estuvo en una actitud pasiva y de pronto, se le pide que participe, opine, acerque propuestas, sugerencias, etc.
La Prevención Comunitaria centra su atención en la condiciones materiales y sociales en que se manifiestan los hechos delictivos, es decir que hace un abordaje de la problemática con el concepto de la denominada prevencion situacional o prevención social del crimen. Bajo esta perspectiva, la criminalidad puede evitarse (prevenirse) alterando las oportunidades (desalentar la oportunidad que hace al ladrón), los costes (el delincuente o agresor analiza cómo evitar la acción de la policía para no caer detenido, eligiendo su víctima o atacando por sorpresa), beneficios (ecónómicos: un televisor, computadora, celular, MP3- o 4, una cartera, ropa, zapatilla, bicicleta, o motocicleta, etc.) que se derivan de la acción criminal.
Para lograr desalentar estas conductas no solo deben diseñarse espacios arquitectónicos que permitan un mejor control (trazados de calles y espacios peatonales, plazas, o especios verdes, bien iluminados en horas nocturnas), también el vecindario juega un papel importatísimo; éste debe involucrarse en la prevención del delito observando conductas de desconocidos rondando en horarios no habituales (a la siesta, noche, madrugadas); trabajando con el policía que vigila la zona, alertando de la presencia de sujetos de apie, en moto, en vehículos polarizados o no, anotando sus características, colores, patente, etc., ampliando su vigilancia y utilizando mejores medidas de seguridad (cerrando puertas y ventanas adecuadamente si fuere necesario enrejando dichas aberturas). Como se ve es fundamental la participación comunitaria en la prevencion general de la comunidad, por ello su denominación de prevención comunitaria.

No hay comentarios: